The science of sustainable seafood, explained

Fact-checking George Monbiot’s ‘Stop eating fish’ opinion in The Guardian

El título del último artículo de opinión de George Monbiot dice: «Deje de comer pescado. Es la única manera de salvar la vida en nuestros mares.» Hemos visto muchos titulares terribles, pero éste es tan malo como “Dewey Defeats Truman”*.

*Dewey vence a Truman. Famoso titular erróneo de la primera plana de la edición del periódico Chicago Tribune del 3 de noviembre de 1948.

Cuando se divulga información errónea sobre pesquerías y sostenibilidad en la prensa masiva, generalmente se trata de una referencia pasajera a un viejo mito pesquero o un malentendido de lo que significa «completamente pescada«. A veces ignoramos esta información errónea, otras le enviamos un correo electrónico al autor, de vez en cuando respondemos a regañadientes en Twitter, pero rara vez nos hemos sentido obligados a escribir un blog entero.

Presentar una «opinión» que tiene poco o ningún respaldo fáctico es presentar algo de mala fe —una táctica deshonesta para confundir al público y manipular el discurso cívico. Ocultar falsedades detrás de «Solo estoy expresando una opinión» puede ser peligroso también. La denuncia de estas opiniones malintencionadas es una parte importante de sociedades democráticas en funcionamiento, así que aquí estamos: una verificación basada en hechos de cada declaración realizada por Monbiot.

Libre de reglamentación, dirigida por la codicia, la industria pesquera es la mayor amenaza de nuestros océanos.

  • La mayoría de las pesquerías son sostenibles.
  • La mayor amenaza para nuestros océanos es el agua templada causada por exceso de carbono en la atmósfera. Una cuarta parte de la biodiversidad en el océano se encuentra en los arrecifes de coral, que se ven muy afectados por el blanqueo o decoloración inducido por el calentamiento y la acidificación del océano. Pocas pesquerías comerciales tienen impacto sobre los arrecifes de coral.

Si fuéramos plenamente conscientes de nuestra situación, exigiríamos un cambio sistémico. El cambio sistémico es muy amenazante para los dueños de los medios de comunicación. Así que nos distraen con adornos, como un bebé de la realeza y una disputa atroz entre vecinos por un patio. A menudo me dicen que tenemos los medios de comunicación que merecemos. No. Tenemos los medios de comunicación que sus dueños multimillonarios demandan.

  • Ésta es una declaración correcta. El cambio sistémico es necesario para revertir el cambio climático y crear políticas de alimentación y agricultura más sostenibles.

…los mares. Aquí, la vida está colapsando más rápidamente que en la tierra. La causa principal, aclara el informe de las Naciones Unidas, no es el plástico. No es la contaminación, ni el colapso climático, ni siquiera la acidificación del océano. Es la pesca.

  • Ésta es una interpretación deliberadamente ignorante del informe de biodiversidad de las Naciones Unidas. El informe resumió el número de animales listados como vulnerables, en peligro y en peligro crítico.
Threatened species by taxa from IPBES report
IPBES
  • Nótese que los peces óseos tienen el porcentaje más bajo de especies amenazadas, aunque los tiburones y las rayas están preocupantemente en la categoría de datos insuficientes.
  • Es un hecho decir que la mayoría de las disminuciones de mamíferos marinos fueron causadas por la sobrepesca, pero no es un hecho decir que la vida marina está disminuyendo más que la terrestre.
  • También quisiera señalarle a Monbiot que los peces se reproducen de manera diferente a la mayoría de los demás animales. Recuperar una población de peces es más fácil y rápido que recuperar casi cualquier otro tipo de población animal en el planeta. Ningún pez marino se ha extinto debido a la pesca y sería muy improbable que lo hiciera..

Una investigación realizada por Greenpeace el año pasado reveló que el 29% de la cuota de pesca del Reino Unido pertenece a cinco familias y todas aparecen en Sunday Times Rich List . Una única multinacional neerlandesa, que opera una vasta flota pesquera, tiene un 24% de la cuota inglesa. Las embarcaciones más pequeñas –de menos de 10 metros de largo –representan el 79% de la flota, pero tienen derecho a pescar solo el 2% de los peces.

  • La forma en que se divide la cuota pesquera puede ser una cuestión de equidad, pero Monbiot no menciona cómo se dividió originalmente la cuota. La distribución injusta de las cuotas de pesca es mala, pero la concentración también puede ocurrir cuando embarcaciones más pequeñas venden su cuota a otras más grandes. Generalmente, las cuotas de pesca son una manera segura y sostenible de gestionar la pesca.
  • Es ridículo vilipendiar la pesca por utilizar un sistema de gestión de cuotas.
  • La concentración de cuotas de pesca facilita la gestión, ya que hay menos actores para reglamentar.

Lo mismo se aplica a nivel mundial: embarcaciones enormes de naciones ricas acaban con los peces que rodean las naciones pobres, privando a cientos de millones de su principal fuente de proteína, mientras aniquilan tiburones, atunes, tortugas, albatros, delfines y mucha de la restante vida marina. La piscicultura costera tiene un impacto aún mayor, ya que los peces y camarones se alimentan a menudo de ecosistemas marinos enteros: los arrastreros dragan todo indiscriminadamente y lo trituran, volviéndolo harina de pescado.

La alta mar –en otras palabras, los océanos más allá del límite nacional de las 200 millas– es un reino sin leyes. Aquí las embarcaciones pesqueras colocan líneas de anzuelos de hasta 75 millas de largo, las cuales limpian el mar de depredadores y de cualquier otro animal que se encuentre con ellos. Pero aún las pesquerías costeras están desastrosamente gestionadas, a través de una combinación de reglas laxas y un fracaso catastrófico de ejercer su cumplimiento.

  • Los palangres tienen una tasa de captura incidental mayor que muchos otros tipos de artes de pesca, pero una vez más, la contrastación con los hechos aquí es: ¿cuántos animales se perderían si produjéramos esos alimentos en tierra? La respuesta es: muchos más. La agricultura ha causado más extinciones que cualquier otra actividad humana desde que comenzó la civilización. 
  • El 33% de las pesquerías no son sostenibles, mientras que el 67% son sostenibles. La mayoría de las pesquerías más grandes son gestionadas de manera sostenible, así que la cantidad de alimentos marinos sostenibles consumidos por peso es muy superior al 67%. Una estimación aproximada diría que cerca del 82% de los alimentos marinos consumidos son sostenibles.

[Monbiot menciona muchas pesquerías de la Unión Europea y del Reino Unido en muchos párrafos]

  • No soy un experto en pesquerías de la Unión Europea o de Reino Unido, pero Griffin Carpenter sí lo es y aquí está lo que ha dicho al respecto:

Los que hace que todo esto sea tan frustrante es que reglamentar la industria pesquera es barato y fácil. Si la pesca comercial se excluyera de grandes áreas del mar, probablemente la captura totalcrecería, paradójicamente, debido a lo que los biólogos llaman el efecto derrame (spillover effect). Los peces y mariscos se crían y crecen hasta grandes tamaños en reservas, y luego de dispersan a las aguas circundantes. En los lugares donde se han protegido los mares en otras partes del mundo, las capturas han crecido dramáticamente. Como muestra un artículo de la revista PLOS Biology, aunque se prohibiera la pesca en toda la alta mar –como se debería– aumentaría la captura mundial de peces, ya que las poblaciones en crecimiento migrarían a las aguas nacionales.

Casi no hay peces o mariscos que podamos comer de manera segura.

Por supuesto, guarde sus bolsas plásticas, pero si realmente quiere hacer la diferencia, deje de comer pescado.

  • Si realmente quiere hacer la diferencia, infórmese y confíe en la ciencia y la experiencia por sobre la opinión de George Monbiot.

Me agoté al final. Aquí están los principales aportes:

  • Los argumentos hechos con mala fe son malos.
  • Las opiniones sin sustento fáctico son malas.
  • Proteger la biodiversidad es bueno.
  • Los alimentos marinos brindan proteínas de bajo impacto al mundo. Reemplazar los alimentos marinos con proteína basada en vegetales le costaría al mundo mucho más en deforestación y pérdida de biodiversidad que si no se pescara.
  • Las herramientas de gestión pesquera funcionan: no necesitamos cerrar los océanos, solo necesitamos mejorar la gestión y usar las herramientas adecuadas. Esta no es necesariamente una solución fácil o simple, pero hay muchos ejemplos de mejoras en la pesca gracias a mejores gestiones.

 

Max Mossler

Max Mossler

Max studied environmental perception & policy in grad school. He thinks a lot about how other people think about the planet. He is the managing editor at Sustainable Fisheries UW.

Share this story:

Share on facebook
Share
Share on twitter
Tweet
Share on pinterest
Pin
Share on reddit
Post
Share on email
Email
Share on linkedin
Link

Subscribe to our newsletter:

Read more:

¿Optimismo oceánico?

Nuevas investigaciones muestran que tenemos los planos de la política necesaria para recuperar la vida marina para el 2050. Sin embargo, la descarbonización debe ocurrir rápidamente.

striped marlin on a bait ball

¿Optimismo oceánico?

Nuevas investigaciones muestran que tenemos los planos de la política necesaria para recuperar la vida marina para el 2050. Sin embargo, la descarbonización debe ocurrir rápidamente.

Deja un comentario